En entrevista con el programa Campo al Día de Radio Sago, el gerente General de Frigosorno, Alejandro Anwandter, analizó el escenario que se vivió este año, el mercado y el consumo en estas fiestas.

Anwandter señaló que para el mundo ganadero fue un año complicado. “Los engorderos compraron una reposición muy cara en su momento y se vendió a precios inferiores a lo esperado, con insumos muy caros y con alzas importantes en mano de obra y energía. La excepción fueron las vacas que alcanzaron un precio récord en invierno impulsadas por el precio en China en su momento que alcanzaron un precio histórico en dólar, y eso llevó a las vacas a un precio muy cercano a un buen novillo. El novillo para desposte y la vara fue díficil. Fue año difícil para los ganaderos”, comentó.

Para la industria de la carne fue distinto. “Tuvimos un producto importado que ayudó a sostener rentabilidades. En algún momento las exportaciones de vacas ayudaron a sostener rentabilidades, pero también la industria tuvo una caída en ingresos más allá de lo normal en noviembre y diciembre”. 

“Ha sido un año complicado para los ganaderos y neutro a bueno para la industria por consumo de carne sobre todo producto importado, con un consumo para Navidad no del todo claro. El consumidor está teniendo un comportamiento conservador y está prefiriendo alternativas a la carne de vacuno. La carne a nivel de consumidor está cara hoy en día, Chile está en recesión y la gente está gastando de forma más selectiva y está prefiriendo cortes y carnes distintas definitivamente, optando por cerdo o pollo, por lo que creo que vamos a cerrar el año con un consumo moderado”.

Exportaciones

En materia de exportación, China sigue comprando, luego del cierre que tuvo por el Covid. “Los últimos días ha mostrado una recuperación. Para 2023 se proyecta que se eleve el comnsumo. Por mas que Brasil y todo el mundo esté exportando a China, cuando China sale a ‘comer’, creemos que el impacto va a ser importante”.