Fuente: Emol.cl

Ayer se reunieron el ministro de Agricultura con los principales representantes de los productores de carne del país para abordar el tema.

En la tarde de ayer distintos gremios de la industria de la carne se reunieron con el ministro de Agricultura, Antonio Walker, para entregar una propuesta: la eliminación de la tipificación de la carne, sistema obligatorio de clasificación de ganado, tipificación y nomenclatura.

La Corporación de la Carne (Corpcarne), la Asociación Chilena de Carne (Achic), la Asociación de Plantas Faenadoras Frigoríficas de Carnes (Faenacar) y la Sociedad Agrícola y Ganadera de Osorno (SAGO) acusaron que esta norma “causa una distorsión en el mercado en contra de los productores nacionales”.

El presidente de SAGO, Cristián Arntz, explicó que los supermercados, principal comprador de carnes, “sólo adquieren productos de categoría V, pese a que la categoría C y U que son animales de mayor edad. Hoy los supermercados no la compran en virtud de esta norma”. (Revise abajo la tabla con las tipificaciones). “Probablemente toda la carne que ingresa o gran parte de la carne que ingresa importada lo más probable que no sea tipo V (pero que sí ingresa como V). Por lo tanto, se produce una distorsión en la que el productor nacional no puede vender su carne porque el supermercado no la compra, pero la que viene importada si la compran”, dice Arntz.

El representante de SAGO sostiene que “la carne que está bien engordada y bien criada de categoría C o U es igual de buena que la V. Hoy se hace una discriminación por edades y eso provoca que se prive al consumidor de adquirir el producto nacional”. La Ley de la carne existe desde 1992. El presidente de Corpcarne, Sergio Willer, señala que la creación de la normativa permitió mayor organización en el rubro ganadero, pero que la tipificación que se encuentra dentro de la ley, ha traído pérdidas de 1.000 millones de dólares a los productores y que “los únicos que se beneficiaron fueron a los importadores”. “Nosotros proponemos al Gobierno eliminar la norma.

Lo más importante que viene es la construcción de una agenda en conjunto entre privados y sector público para llevar a la ganadería a estándares más elevados”, asegura Sergio Willer. En la reunión del jueves se presentó esta propuesta, tras la cual el ministro de Agricultura dijo que van a “analizar el documento y tratar de consensuar esta propuesta para generar un gran acuerdo nacional respecto de la tipificación de la carne”. “Uno de los objetivos que tenemos es recuperar la masa ganadera del país y el segundo es exportar. Estoy seguro de que, con una alianza público-privada, con un diálogo estrecho entre los gremios y el Ministerio de Agricultura vamos a salir adelante”, indicó Walker.

Reclaman que norma nivela hacia abajo

Rafael Lecaros, gerente general de Faenacar, sostiene que “este es el único país que tiene una ley obligatoria de tipificación de las carnes”. “La norma confunde al consumidor y nivela hacia abajo la calidad. No diferencia entre los cortes nobles y otros que tiene el animal. La tipificación dice que todos los cortes del animal son de igual calidad, pero eso no es así”, explica. También critica que “otra cosa que tiene muy mala esta norma es que no permite integrar mercado para exportar. Cuando uno quiere vender cortes de la carne en un mercado y otros cortes en otra se dificulta mucho”.

Cristían Arntz, presidente de SAGO, sostiene que “la categoría V es artificial, no es natural y no ocurre en ninguna otra parte del mundo solamente en Chile y eso va en desmedro de los productores”. “Cuando uno va Estados Unidos y ve una norma de tipificación de la carne, el consumidor claramente puede diferenciar distintas calidades como es Premium, Select, Choice, de grasa, color, que son características intrínsecas de la carne pero nuestra norma no lo tiene”, finaliza.