Fuente: ODEPA

La producción de carne bovina durante los primeros cinco meses de 2018 registró un baja de 0,3%, cifra que muestra la tendencia observada en los últimos meses en la disminución del número de cabezas beneficiadas (7,3%). Al separar esta situación por categorías, se observa un baja en todas las categorías de ganado con la excepción de los novillos, que han acumulado a mayo un alza de 6,1%. La faena de vacas y vaquilla disminuyó en 12,3% y 13,2% respectivamente en el acumulado a mayo. La situación en el caso de los terneros es similar, en este caso el aumento de producción es de 13,9%, mientras que el número de cabezas tuvo un alza de 61,5%, dado la faena de terneros provenientes de una lechería importante de la zona sur.