Fuente: ODEPA

La producción nacional de carnes del primer tercio del año alcanzó 450 mil toneladas, lo que representó una caída de 9% respecto a igual período de 2016. En este global, el componente más importante es la carne de ave, que representa el 48,6% de la producción total, seguida de la producción de carne de cerdo, con una participación de 35%. Respecto al mismo período del año pasado, todas las carnes presentan bajas en producción, siendo las más relevantes las de bovino y ave, con caídas de 11,3% y 10%, respectivamente. La producción de carne porcina muestra una disminución de 7%, mientras que la carne ovina cae 2% en el período en cuestión.
En lo que respecta al comercio exterior de carne bovina, las exportaciones se mantienen estables en el período en análisis, presentando una leve alza de 0,9% en comparación con 2016. El principal mercado de destino continúa siendo China, con envíos sobre los 5,6 millones de dólares y el 42% de participación de las exportaciones. Por el lado de las importaciones, estas presentan un incremento de 9,3%, con precios medios por tonelada 8% sobre lo registrado en 2016.
Respecto al precio real del ganado a nivel nacional reportado por las ferias ganaderas, continúa la tendencia al alza en todas las categorías, así, se observa que el precio medio del novillo gordo continúa sobre 7% respecto al año pasado, si bien en mayo se mantiene estable respecto al mismo mes de 2016, con un leve aumento de 0,3%. La categoría terneros sigue mostrando la fortaleza de los últimos meses, con un 23% de aumento en el precio promedio a nivel nacional para el período de enero a mayo. En cuanto al precio medio mayorista, presenta un aumento de menor magnitud que el ganado, situándose en 2% respecto a 2016.